Ir al contenido principal

Lanzamos la Campaña Nacional de Limpieza de Diésel

De 2003 a 2012, CATF codirigió la Campaña Nacional de Limpieza de Diésel para reducir la contaminación atmosférica nociva de los automóviles de gasoil.

Los motores diésel producen una mezcla peligrosa de gases y partículas contaminantes. Además, los camiones y autobuses que nos rodean, en las paradas de autobuses escolares y urbanos y los equipos pesados de construcción o agrícolas emiten gases de escape de diésel a nivel del suelo, donde los respiramos. Los gases de escape diésel contienen numerosos compuestos peligrosos que van desde irritantes respiratorios hasta carcinógenos, incluida una gran cantidad de sustancias tóxicas del aire, partículas, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno.

La Campaña de Limpieza de Diésel resultó en fuertes Estándares de emisiones de la EPA de EE. UU. para motores diésel nuevos y la aprobación de la Ley federal de reducción de emisiones diésel (DERA, por sus siglas en inglés), que proporcionó fondos para modernizar miles de motores con filtros de partículas diésel. El componente estatal del programa DERA se convirtió en el buque insignia para el despliegue de las multas resultantes del escándalo “Dieselgate“, que superan los 2000 millones de dólares.