Ir al contenido principal
Informe MENA

Las regiones de Oriente Medio y el Norte de África tiene potencial para liderar como exportadores de combustibles bajos en carbono, según el informe de la CATF

24 de mayo de 2022 Área de trabajo: Captura de carbono, metano, combustibles de carbono cero

Un nuevo informe de Clean Air Task Force (CATF) explora el potencial de Oriente Medio y el Norte de África (MENA) para posicionarse como líder en el creciente mercado mundial de hidrógeno bajo en carbono - y para permitir tecnologías como la tecnología de captura y almacenamiento de carbono y la gestión de emisiones de metano casi nulas. El informe concluye que, con las condiciones políticas y de mercado adecuadas y con la cooperación internacional, la región de Oriente Medio y Norte de África puede alcanzar el éxito económico y geopolítico a largo plazo como proveedor de energía descarbonizada en un mundo con restricciones de carbono, al tiempo que ayuda a los principales importadores de combustible, como Europa y otras regiones, a descarbonizar sus sistemas energéticos.  

"A medida que se intensifican los esfuerzos de descarbonización a nivel mundial y cambia la dinámica geopolítica, la región MENA se encuentra en una posición de gran oportunidad", dijo Olivia Azadegan, Directora de Transición Energética, MENA. "Con su infraestructura y conocimientos energéticos existentes, junto con su acceso a los mercados energéticos de Europa, África y Asia, la región puede transformarse en un proveedor mundial de hidrógeno y amoníaco con bajas emisiones de carbono, y en un líder en tecnología de captura y almacenamiento de carbono y en el control de las emisiones de metano. El informe pone de relieve esta oportunidad y ofrece una orientación clara sobre lo que la región MENA puede hacer para aprovecharla".  

El informe, Preparados para liderar: cómo Oriente Medio y el Norte de África pueden acelerar la transición energética mundialidentifica cinco barreras que están causando vacilación hacia la producción a gran escala de hidrógeno bajo en carbono en la región MENA, encontrando que la acción política concertada será crítica para abordar cada uno de los siguientes impedimentos: 

  1. La falta de una demanda significativa de hidrógeno bajo en carbono fuera del sector industrial 
  1. La falta de incentivos económicos para construir infraestructuras de captura y almacenamiento de carbono 
  1. La falta de requisitos normativos para reducir las emisiones de dióxido de carbono y metano, incluida la falta de un precio del carbono 
  1. La falta de procedimientos para analizar, reducir y certificar las emisiones de dióxido de carbono y metano de la producción de combustibles sin carbono 
  1. Desafíos para financiar el mayor coste de capital y la menor rentabilidad en comparación con el negocio tradicional de suministro de combustible

El informe también concluye que, por el lado de la oferta, será necesario un esfuerzo más cooperativo y deliberado por parte de las partes interesadas de toda la región de MENA para cultivar el ecosistema de producción de hidrógeno bajo en carbono y desarrollar la infraestructura necesaria. Por el lado de la demanda, las señales políticas y de mercado de Europa y otras regiones deberán ser claras y coordinadas para ayudar a impulsar el mercado de MENA. 

Azadegan continuó: "La ciencia es clara. Debemos descarbonizar la economía mundial para hacer frente al cambio climático, y la transición al hidrógeno de bajas emisiones es esencial para hacerlo posible. Debemos empezar a construir la infraestructura necesaria para permitir esa transición hoy mismo, y contar con el apoyo político adecuado es fundamental para avanzar a la escala y el ritmo necesarios". 

Con los países de la región del Golfo señalando su deseo de desempeñar un papel clave en la producción de combustibles con bajas emisiones de carbono, existe una enorme oportunidad para empezar a avanzar en esta dirección. Pero tenemos que construir el puente hacia ese futuro desde ambos lados. Europa y otras economías deben dejar claro que la demanda está ahí y que el hidrógeno con bajas emisiones de carbono formará parte de sus combinaciones energéticas, trabajando con las partes interesadas de la región para establecer el marco político y de mercado adecuado que les permita satisfacer esa demanda". 

El hidrógeno bajo en carbono desempeña un papel importante en muchas de las vías de descarbonización planteadas tanto por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) como por la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Puede ayudar a descarbonizar sectores difíciles de electrificar, como la industria pesada, la navegación marítima y el transporte, así como desempeñar un papel en la descarbonización del sector de la energía eléctrica. La AIE prevé que el uso mundial de hidrógeno debe aumentar casi un 500% de aquí a 2050 para alcanzar las emisiones netas cero. 


Contactos de prensa

Troy Shaheen, Director de Comunicaciones, Estados Unidos, Clean Air Task Force, tshaheen@catf.us, +1 845-750-1189

Rowan Emslie, Director de Comunicación, Europa, Clean Air Task Force, remslie@cleanairtaskforce.org,+32 476 97 36 42

Acerca de Clean Air Task Force

Clean Air Task Force (CATF) es una organización mundial sin ánimo de lucro que trabaja para protegerse de los peores impactos del cambio climático catalizando el rápido desarrollo y despliegue de energías bajas en carbono y otras tecnologías de protección del clima. Con 25 años de experiencia reconocida internacionalmente en política climática y un compromiso feroz para explorar todas las soluciones potenciales, CATF es un grupo de defensa pragmático y no ideológico con las ideas audaces necesarias para abordar el cambio climático. CATF tiene oficinas en Boston, Washington D.C. y Bruselas, con personal que trabaja virtualmente en todo el mundo.  

Entradas relacionadas

¡Manténgase al día!

inscríbete para recibir los últimos contenidos de CATF

"*" indica que los campos son obligatorios